Consejos prácticos para las inyecciones de cicatrices.

Las inyecciones se realizan con lidocaína al 1% sin conservante. No superaremos la cantidad de 1 vial o 20 ml por sesión.
Para realizar la inyección se utilizará una jeringa de 10 o 5ml dependiendo de la cicatriz.
Recomendamos utilizar una aguja de anestesia retrobulbar de bisel corto.



 

 

 



 

 

Ventajas :




 

 

 

 

 

 

 

En esta foto, notaremos que la aguja de anestesia retrobulbar (en naranja) tiene un bisel corto a diferencia de la otra (aguja intramuscular en verde). Esta forma de bisel permite menos daño a los tejidos durante la progresión de la aguja. Con la aguja de bisel corto hay más bien un efecto de disección mientras que con la aguja intramuscular hay más bien un efecto de corte.
Con el bisel corto se puede sentir perfectamente, durante la progresión de la aguja, los cambios en la densidad del tejido.
Los riesgos de hemorragia o perforación también son menores, especialmente durante la infiltración profunda de la pared abdominal.

Desventajas :


Básicamente el coste (precio> 1 euro) y, al no encontrarse en farmacias, solo están disponibles en laboratorios farmacéuticos.